Entradas

Sin-título

¿Por qué han aumentado las gluteoplastias en España durante los últimos años?

Según el último informe de la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética), en los últimos dos años se han incrementado entre un 20 % y un 30 % las gluteoplastias o cirugías de glúteos realizados en España, mayoritariamente en mujeres. Una de las principales causas de este aumento se debe a la influencia de famosas como Kim Kardashian o Beyoncé.

¿En qué consiste la gluetoplastia?

En nuestra entrada sobre qué es una gluteoplastia y qué puedes conseguir con este tipo de intervenciones ya te adelantábamos en qué consistía esta cirugía. Te lo recordamos a modo de resumen: la gluteoplastia supone la mejoría del perfil de los glúteos mediante introducción de prótesis de gel cohesivo de silicona o relleno con grasa del propio paciente con el objetivo de conseguir un glúteo más definido y proyectado.

¿Cuál es el perfil del demandante de la gluteoplastia en nuestras clínicas de cirugía estética?

El perfil del demandante de este tipo de intervenciones es mayoritariamente femenino, pero hay un mínimo porcentaje de pacientes masculinos que recurren a la gluteoplastia para lograr una masa muscular en la zona proporcional a la del resto del cuerpo.

Esta cirugía es indicada para aquellas personas que quieren aumentar su región glútea, ya sea porque tienen muy poco y se acomplejan por ello o simplemente porque desean tener más glúteos.

Debido al aumento tan considerable que ha tenido en los últimos años, la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (Secpre) recuerda que la gluteoplastia es una intervención quirúrgica que puede ser compleja y debe realizarse siempre por especialistas titulados, ya que en ocasiones puede presentar complicaciones o desplazamiento de los implantes.

Si estás interesada en someterte a este tipo de intervención y conseguir el trasero que siempre has querido, puedes ponerte en contacto con nuestra clínica de cirugía estética de Valladolid y nuestro equipo te atenderá personalmente y te dará una solución adaptada a tu caso particular.

 

fotonoticia_20170406144728_640

¿Qué aspectos debes tener en cuenta antes de someterte a una rinoplastia?

¿Sabes que la nariz es la clave de la armonía de nuestro rostro? La nariz es un elemento central que caracteriza y personaliza las facciones de cualquier rostro, por eso, es muy importante estar conforme con la forma, el tamaño o la apariencia de ésta. De no ser así, la rinoplastia es la cirugía adecuada para solucionarlo: podrás aumentar o disminuir sus proporciones, cambiar la forma de la punta o del dorso,  subir o bajar la punta nasal o incluso corregir problemas respiratorios.
Según las estadísticas de la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética), la rinoplastia es la quinta intervención de Cirugía Plástica Estética más realizada en nuestro país. En torno a 1 de cada 10.000 españoles se somete a ella anualmente, siendo los pacientes más habituales los de edades comprendidas entre los 18 y los 45 años.
¡Toma nota de los aspectos más relevantes de la rinoplastia!

¿Dónde someterse a una rinoplastia?

La rinoplastia o cirugía estética que tiene como objetivo la corrección del aspecto de la nariz debe realizarse en un quirófano hospitalario, no es aconsejable realizarla en un consultorio médico, y solo con cirujanos con una perfecta cualificación. Por eso, la SECPRE la SECPRE, con su campaña #Pideuncirujanoplastico, aconseja a todos los pacientes que se vayan a someter a una rinoplastia que se informen de la adecuada cualificación del profesional que se encargará de la intervención.

¿Cuánto dura una rinoplastia?

La duración de la rinoplastia depende de la complejidad y del tipo de operación. Existen casos en los que la cirugía puede durar hasta cinco horas, si se trata de un procedimiento complejo que abarca muchas zonas de la nariz, o la reparación de otras cirugías anteriores o rinoplastias secundarias.

¿Qué tipos de rinoplastias existen?

Nuestros cirujanos de la Clínica de Burgos, nos cuentan las diferencias que hay entre los dos tipos de rinoplastia.  La primera se llama “técnica cerrada” o tradicional y la segunda “técnica abierta”.
En la primera, las incisiones se realizan por dentro de los orificios nasales de modo que son absolutamente invisibles; sin embargo, con la técnica abierta se realiza una pequeña incisión en la columela, por lo que puede quedar una pequeña marca que con el tiempo se hace inapreciable.
La elección de una u otra técnica va a depender, mayoritariamente, del objetivo que se quiera conseguir con la rinoplastia. La técnica cerrada se llevará a cabo cuando el problema esté relacionado con una giba dorsal, pero cuando el cambio se debe realizar en la región de la punta nasal, lo más óptimo es recurrir a la técnica abierta. En nuestra clínica realizamos la rinoplastia abierta por las ventajas incuestionables de esta técnica.

¿Quién puede someterse a una rinoplastia?

No hay ningún requisito específico para someterse a una rinoplastia; sin embargo, contar con un estado mental saludable y estable es un aspecto fundamental, además de, como nuestros cirujanos los Dres Sanz y Ayala han recalcado en numerosas ocasiones, tener unas expectativas realistas de cara a los resultados de la operación.
Tampoco existe una edad recomendada para someterse a la operación,  nuestros cirujanos de la Clínica de Burgos recomiendan esperar como mínimo hasta mayoría de edad ya que es cuando se termina de completar el desarrollo físico y, por tanto, los resultados que se obtengan serán más fiables. La SECPRE  determina que la edad más habitual para someterse a una rinoplastia se sitúa entre los 18 y 40 años de edad.

¿Qué riesgos existen la someterse a una rinoplastia?

La rinoplastia no es una cirugía sencilla, aún así, con los controles y cuidados adecuados los riesgos que conlleva someterse a una rinoplastia son mínimos. Sin embargo, existen riesgos generales entre los que se encuentran: el sangrado durante las primeras 48 horas, reacciones adversas a la anestesia, infecciones y problemas en el proceso de cicatrización  y la probabilidad de tener leves asimetrías y resaltes tras la operación.
Los resultados de la cirugía de nariz pueden apreciarse en el momento en el que se retira la férula de yeso, pero hay que tener en cuenta que, inicialmente la nariz se inflama y puede distorsionar el resultado.
Si no estás conforme con el tamaño, la apariencia o la forma de tu nariz y quieres saber más sobre la rinoplastia, puedes ponerte en contacto con nuestra clínica de cirugía estética de Burgos y te daremos la solución que mejor se adapte a tus necesidades.