Entradas

tipos-de-operación-de-nariz

Los tipos de operación de nariz que debes conocer

La rinoplastia es la cirugía plástica nasal dedicada a corregir defectos estéticos, funcionales o ambos, de la nariz. Desde nuestra clínica de cirugía estética en Valladolid os explicamos en qué consiste.
La operación de nariz es una de las cirugías más diversas y personalizables dentro del ámbito de las intervenciones de cirugía plástica y estética. La rinoplastia se realiza en pacientes que no están satisfechos con la posición, forma y tamaño de su nariz. De igual forma, este tipo de operación de nariz también se puede aplicar para corregir daños que han sido fruto de lesiones, accidentes o problemas de respiración.
La gran mayoría de personas que visitan las clínicas estéticas para operarse la nariz lo hacen para modificar la forma de la punta o el dorso de la nariz, aumentar o reducir el tamaño de la nariz o para retocar el cabellete. Estos cambios se pueden lograr con los distintos tipos de operación de nariz que hay la cirugía estética.

¿Qué tipos de operación de nariz o rinoplastia existen?

Debido a la complejidad que presenta esta cirugía estética, son muchos los tipos de rinoplastias que se realizan en la actualidad.
Respecto a esto, los tipos de operación de nariz que existen son:

Rinoplastia cerrada

La rinoplastia cerrada se realiza por dentro y las incisiones son, por tanto, interiores.

Rinoplastia abierta

La rinoplastia abierta se utiliza para resolver los problemas estéticos o funcionales de la nariz mediante una incisión columelar externa, el resto de incisiones son internas. Este tipo de operación de nariz es muy preciso a la hora de alinear o realizar ajustes delicados en el apartado funcional. De la misma forma, es más fácil colocar injertos y hacerlos invisibles. Es la más habitual actualmente.

Rinoplastia de disminución

La rinoplastia de disminución está destinada a corregir el tamaño de la nariz del paciente. Esto suele suceder cuando hay una elevada proyección de la punta nasal, una anchura excesiva o el dorso tiene un exceso de altura y anchura.

Rinoplastia de aumento

El objetivo de la rinoplastia de aumento es incrementar el volumen del dorso nasal y la proyección de la punta de la nariz. Se suele recurrir a este tipo de operación de nariz cuando se quiere modificar el volumen de alguna zona de la parte nasal. También, se recurre a esta cuando se ha sufrido un traumatismo en el que se haya producido un hematoma en el tabique y se haya reabsorbido.

Septoplastia

La septoplastia es un tipo de operación de nariz destinado a corregir la desviación del tabique nasal. Las personas que tienen el tabique nasal desviado tienen dificultades a la hora de respirar, hemorragias nasales frecuentes, dolores en el rostro… Con este tipo de operación de nariz se endereza el tabique a partir de una incisión y despegamiento de su mucosa, lo que le permite mejorar el flujo de aire a través de los conductos nasales. La septoplastia se realiza bajo anestesia local o general.

¿Qué es la rinoplastia ultrasónica y por qué está siendo tan demandada?

La rinoplastia ultrasónica es un tipo de operación de nariz que permite remodelar los huesos nasales de forma menos traumática, ya que no daña el tejido blando ni los vasos sanguíneos que recubren el hueso, reduciendo la hinchazón y los moratones que ocasionaba el método tradicional. Este tipo de operación de nariz se realiza con bisturí piezoeléctrico.
La operación de nariz a través de la rinoplastia ultrasónica permite una remodelación más controlada y precisa de los huesos de la nariz, con lo que se consigue un mayor control en los resultados de la cirugía.

La rinoplastia ultrasónica es la técnica más avanzada en cirugía de rinoplastia.

Ventajas de la rinoplastia ultrasónica

  1. Tiene mayor precisión. Remodela de forma más precisa el hueso de la nariz y permite poder corregir diferentes defectos.
  2. Menor traumatismo: produce menos edemas y moretones y menor inflamación, efectos secundarios que aparecen en la rinoplastia convencional y que son uno de sus principales inconvenientes.
  3. Resultados más naturales. consigue rinoplastias con menos asimetrías e irregularidades, ya que se pueden corregir ciertos defectos como pueden ser las narices anchas.
  4. Recuperación más rápida, uno de los aspectos que más valoran los pacientes. Al haber menos traumatismo, los pacientes se incorporan a su vida habitual en un plazo mucho más corto de tiempo.

En nuestra clínica de cirugía estética en Valladolid te aseguramos que recibirás un trato personalizado poniéndote en manos de los mejores expertos para realizar tu operación de nariz o rinoplastia ultrasónica. Para más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

rinoplastia_347x308

Cirugía plástica que ayuda a respirar: rinoplastia

Hoy en día, muchas personas se encuentran en una situación peliaguda en lo que respecta a problemas con sus fosas nasales, ya sea por tamaño, corregir desviaciones, problemas de respiración, etc. Este tipo de intervenciones son de lo más diversas y siempre hay que atender a las particularidades de cada paciente.
La rinoplastia es una cirugía estética cuyo principal objetivo es la corrección del aspecto de la nariz, realizando intervenciones para que se ajuste al resto de la cara del paciente. Este tipo de operación es capaz de solucionar problemas, tanto estéticos como funcionales, siempre respetando que cualquier modificación estética no afecte a las funciones respiratorias.
El hecho de sufrir una deformidad nasal puede ser motivo de malestar en los pacientes a lo largo de su vida, ya que pueden ocasionar un rechazo hacia sí mismos que normalmente se arrastra a lo largo de la adolescencia (aunque nosotros no recomendamos rinoplastias antes de los 18 años).

Por ello, el paciente siempre debe informar correctamente de los motivos principales por los que se llevará a cabo esta intervención para que el cirujano pueda atender a sus demandas y ofrecer las diversas soluciones.
Todos estos factores son de suma importancia ante una rinoplastia, como cualquier intervención de cirugía, para conseguir así una alineación entre las expectativas espe-radas por el paciente y las del cirujano.

Fases de la rinoplastia

De cara a la intervención, esto es un resumen de los pasos que se siguen y de lo que debes tener en cuenta a la hora de someterte a una rinoplastia:

  • El preoperatorio

Con una evaluación previa del estado del paciente y un resultado positivo, se procederá a explorar la nariz del paciente para conocer la estructura de esta, con el fin de obtener un aspecto lo más natural posible.

Una semana antes a la operación, se debe minimizar lo máximo posible el consumo de tabaco en caso de personas fumadoras y evitar los medicamentos anticoagulantes o que contengan ácido acetilsalicílico.

  • La intervención

Una rinoplastia estándar suele durar entre 1 y 2 horas, y existen dos técnicas distintas para practicar esta intervención: cerrada y abierta. La principal diferencia es el método de intervención, en la primera se realiza a través de las fosas nasales mediante pequeñas incisiones y en la segunda, se accede a los cartílagos y demás estructuras a través de la columela nasal siwendo el resto de mecanismos  idénticos.

  • El postoperatorio

Una vez finalizada la intervención se colocarán unos tapones y una férula protectora para contener la inflamación y mantener las estructuras nasales. Pasadas unas 24-72 horas se retirará el taponamiento nasal.

Pasada una semana se retirará la férula en la que se podrá apreciar como parte del edema y los hematomas se habrán reabsorbido. Sera pasados unos 6 meses cuando puede evaluarse el resultado final.

Los meses posteriores a la intervención se debe tener en cuenta distintos factores para tener una recuperación satisfactoria. Por ejemplo, después de una rinoplastia se debe tener cuidado con el uso de gafas por posibles marcas o tampoco es recomendable tomar el sol en los primeros meses.
Por último, se debe tener en cuenta que el proceso de recuperación de una rinoplastia es lento y deben tomarse todas las prevenciones posibles para que evolucione favorablemente. Recomendamos tomarlo con calma y aplicar frio en las zonas hinchadas así como pomadas antiinflamatorias en caso de ser necesario.
Si tienes cualquier duda sobre la rinoplastia y su funcionamiento, no dudes en contactar con el equipo de nuestra clínica de cirugía estética de Valladolid y te informaremos sin ningún tipo de compromiso.

fotonoticia_20170406144728_640

¿Qué aspectos debes tener en cuenta antes de someterte a una rinoplastia?

¿Sabes que la nariz es la clave de la armonía de nuestro rostro? La nariz es un elemento central que caracteriza y personaliza las facciones de cualquier rostro, por eso, es muy importante estar conforme con la forma, el tamaño o la apariencia de ésta. De no ser así, la rinoplastia es la cirugía adecuada para solucionarlo: podrás aumentar o disminuir sus proporciones, cambiar la forma de la punta o del dorso,  subir o bajar la punta nasal o incluso corregir problemas respiratorios.
Según las estadísticas de la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética), la rinoplastia es la quinta intervención de Cirugía Plástica Estética más realizada en nuestro país. En torno a 1 de cada 10.000 españoles se somete a ella anualmente, siendo los pacientes más habituales los de edades comprendidas entre los 18 y los 45 años.
¡Toma nota de los aspectos más relevantes de la rinoplastia!

¿Dónde someterse a una rinoplastia?

La rinoplastia o cirugía estética que tiene como objetivo la corrección del aspecto de la nariz debe realizarse en un quirófano hospitalario, no es aconsejable realizarla en un consultorio médico, y solo con cirujanos con una perfecta cualificación. Por eso, la SECPRE la SECPRE, con su campaña #Pideuncirujanoplastico, aconseja a todos los pacientes que se vayan a someter a una rinoplastia que se informen de la adecuada cualificación del profesional que se encargará de la intervención.

¿Cuánto dura una rinoplastia?

La duración de la rinoplastia depende de la complejidad y del tipo de operación. Existen casos en los que la cirugía puede durar hasta cinco horas, si se trata de un procedimiento complejo que abarca muchas zonas de la nariz, o la reparación de otras cirugías anteriores o rinoplastias secundarias.

¿Qué tipos de rinoplastias existen?

Nuestros cirujanos de la Clínica de Burgos, nos cuentan las diferencias que hay entre los dos tipos de rinoplastia.  La primera se llama “técnica cerrada” o tradicional y la segunda “técnica abierta”.
En la primera, las incisiones se realizan por dentro de los orificios nasales de modo que son absolutamente invisibles; sin embargo, con la técnica abierta se realiza una pequeña incisión en la columela, por lo que puede quedar una pequeña marca que con el tiempo se hace inapreciable.
La elección de una u otra técnica va a depender, mayoritariamente, del objetivo que se quiera conseguir con la rinoplastia. La técnica cerrada se llevará a cabo cuando el problema esté relacionado con una giba dorsal, pero cuando el cambio se debe realizar en la región de la punta nasal, lo más óptimo es recurrir a la técnica abierta. En nuestra clínica realizamos la rinoplastia abierta por las ventajas incuestionables de esta técnica.

¿Quién puede someterse a una rinoplastia?

No hay ningún requisito específico para someterse a una rinoplastia; sin embargo, contar con un estado mental saludable y estable es un aspecto fundamental, además de, como nuestros cirujanos los Dres Sanz y Ayala han recalcado en numerosas ocasiones, tener unas expectativas realistas de cara a los resultados de la operación.
Tampoco existe una edad recomendada para someterse a la operación,  nuestros cirujanos de la Clínica de Burgos recomiendan esperar como mínimo hasta mayoría de edad ya que es cuando se termina de completar el desarrollo físico y, por tanto, los resultados que se obtengan serán más fiables. La SECPRE  determina que la edad más habitual para someterse a una rinoplastia se sitúa entre los 18 y 40 años de edad.

¿Qué riesgos existen la someterse a una rinoplastia?

La rinoplastia no es una cirugía sencilla, aún así, con los controles y cuidados adecuados los riesgos que conlleva someterse a una rinoplastia son mínimos. Sin embargo, existen riesgos generales entre los que se encuentran: el sangrado durante las primeras 48 horas, reacciones adversas a la anestesia, infecciones y problemas en el proceso de cicatrización  y la probabilidad de tener leves asimetrías y resaltes tras la operación.
Los resultados de la cirugía de nariz pueden apreciarse en el momento en el que se retira la férula de yeso, pero hay que tener en cuenta que, inicialmente la nariz se inflama y puede distorsionar el resultado.
Si no estás conforme con el tamaño, la apariencia o la forma de tu nariz y quieres saber más sobre la rinoplastia, puedes ponerte en contacto con nuestra clínica de cirugía estética de Burgos y te daremos la solución que mejor se adapte a tus necesidades.

spot22

¿Cuáles son las cirugías estéticas más demandadas en la actualidad?

En la actualidad las personas nos cuidamos más y estamos mucho más preocupados por nuestra imagen, por esta razón el volumen de operaciones de cirugía estética ha aumentado considerablemente.

Además, las tendencias y gustos también han cambiado con el paso de los años; si hace tan solo una década el canon de belleza tomaba como referencia a las grandes modelos de imponentes curvas, pechos voluminosos, labios carnosos en exceso, la mujer de hoy busca una apariencia mucho más natural. Precisamente la naturalidad y los motivos de salud son a día de hoy los factores principales que barajan quienes se deciden a pasar por una clínica de cirugía estética.

Así, y de acuerdo con las estadísticas anuales de la Sociedad Americana de Cirugía Estética Plástica (ASAPS) y las encuestas entre los 127 cirujanos plásticos de la Asociación Española de Cirugía Estética Plástica (AECEP), las liposucciones y abdominoplastias son dos de las cinco cirugías más comunes que se realizan en todas las edades.

Las 5 cirugías estéticas más comunes en la actualidad, según la edad

AECEP_Edades_cirugia_13042016-437x10241. Liposucción

Se trata de una operación empleada para eliminar el exceso localizado de grasa en las zonas del abdomen, caderas, espalda, muslos… Aproximadamente el 12% de las operaciones de cirugía estética que se realizan en España son liposucciones. El equipo de cirujanos especialistas en este tipo de intervención de nuestra clínica de cirugía estética de Valladolid aconseja no realizar esta operación antes de los 18 años.

2. Aumento de pecho

Es una de las operaciones más demandadas. En España se realizan más de 16.000 operaciones al año, o lo que es lo mismo, el 25% de todas las operaciones de cirugía estética que se realizan corresponden a este tipo de intervención. Esta operación no solo ayuda en caso de malformación, también consigue mejorar la forma, aumentar el tamaño de los senos, elevar su caída por el paso de los años… La edad recomendada para llevarla a cabo es a partir de los 18 años, cuando el cuerpo ya se ha desarrollado lo suficiente.

3. Blefaroplastia o cirugía de los párpados

Mediante esta operación se logra un efecto de rejuvenecimiento, aportando una mirada más joven, así como una gran mejora de la expresión de la cara. Es una operación muy demandada entre las mujeres mayores de 40 años. Si quieres saber más sobre la blefaroplastia, no te pierdas esta entrada de nuestro blog.

4. Otoplastia o cirugía de la orejas

Es una operación que puede llevarse a cabo desde muy temprana edad, y que tiene como objetivo corregir la posición o tamaño de las orejas, con el fin de conseguir una forma más armónica con respecto al conjunto de la cara.

5. Rinoplastia

Este tipo de cirugía no solo tiene como objetivo mejorar la estética de la nariz y el conjunto de la cara; en la mayoría de los casos se realiza por problemas respiratorios, ya sea por desviación de tejidos blandos o por la estructura ósea. Lo ideal para este tipo de operaciones es llevarlas a cabo una vez que el tabique ha dejado de crecer.
Si quieres saber más sobre los tipos de cirugía estética más demandados según la edad, puedes ampliar información aquí.

cirugías-en-hombres

Top 5 de cirugías en hombres para mejorar su imagen

El interés por “mejorar y cuidar la imagen” ya no es solo característico de las mujeres. Los hombres cada día están más preocupados por su aspecto físico, y, por tanto, mejorar su imagen se convierte también en uno de sus objetivos para 2017. Según los últimos datos de la Sociedad Española de Cirugía Estética y Reparadora (SECPRE) existe un creciente interés masculino por el “beauty”, incluidas las operaciones de cirugía plástica y estética en hombres. Lo curioso es que cada vez cuesta menos que los hombres reconozcan que se han sometido a pequeños retoques estéticos. Pero ¿Cuáles son los tratamientos o intervenciones de cirugía plástica y estética más demandados por el público masculino?

¿De qué se operan los hombres?

  • Blefaroplastia. El descolgamiento de los párpados y la aparición de bolsas en los ojos es uno de los signos de envejecimiento más frecuente, que aparece a partir de los 40 años. Se trata de uno de los problemas estéticos que más preocupa a los hombres. Por ello acuden a clínicas especializadas en Cirugía Plástica, como la del Dr Sanz en Burgos para buscar una rápida solución.

En este caso la opción más frecuente es recurrir a una blefaroplastia. Se trata de una cirugía estética facial en la que se retira el exceso de piel o grasa de las bolsas y cuyo objetivo es mejorar el aspecto tanto de los párpados inferiores como superiores. Gracias a esta intervención, para la que se utiliza anestesia local, se consigue rejuvenecer la mirada.

  • Rinoplastia. Otra de las intervenciones de cirugía plástica masculina más común. La nariz es el elemento facial que caracteriza y personaliza el rostro y sufrir algún tipo de deformidad hace que muchas personas sufran un gran malestar y falta de aceptación.

Por ello, cada año aumenta el número de rinoplastias, cirugías que corrigen el aspecto de la nariz, modificando su forma y adaptándola de manera armoniosa al resto de la cara. Se trata de una cirugía plástica, es decir, las modificaciones no afectan a la función respiratoria.

  • Otoplastia o cirugía de las orejas. Se ha comprobado un aumento del número de pacientes que acuden a nuestras clínicas preocupados por el aspecto de sus orejas. En la mayoría de los casos debido a que desde pequeño han tenido el complejo de “orejas de soplillo” y que no han podido solventar. En otros casos presentan orejas contraídas, en copa, lóbulos alargados y rasgados o con secuelas de piercings en la juventud.

Para estos casos la solución más eficaz suele ser la otoplastia, con la que se pretende mejorar el aspecto de las orejas. Eso sí, el objetivo no es conseguir una simetría exacta, ya que quedaría poco natural.

  • Liposucción. La acumulación de grasas en zonas concretas del cuerpo aunque suele ser más común en mujeres, también es cosa de hombres. Por ello, en 2016 han aumentado las liposucciones dentro del paciente masculino. Muchos de ellos hacen vida sana pero no consiguen eliminar la grasa acumulada de ciertas zonas del cuerpo, sobre todo en el abdomen y flancos.

Gracias a esta intervención de cirugía plástica, se extraen los acúmulos de grasa localizada, mejorando notablemente la figura y proporcionando una mayor aceptación de su cuerpo.

  • Ginecomastia. A partir de los 40, es frecuente que debido a alteraciones hormonales muchos hombres experimenten un crecimiento en sus mamas, causando una gran preocupación. Para ello se recomienda en muchos de los casos la intervención de la ginecomastia. Se trata de una intervención en la que se elimina la grasa y el tejido glandular de la zona, recuperando un pectoral proporcionado.