Young woman with a hat and sunglasses

Consejos cuidar la piel en verano | Clínica De Cirugía Estética En Valladolid

10 consejos para cuidar la piel en verano

El verano es una época donde la acción del sol es más agresiva que durante el resto del año. Desde nuestra clínica de cirugía estética en Valladolid queremos hablarte de algunas recomendaciones para que te protejas del sol.

Consejos para cuidar de tu piel en verano

¿No sabes que hacer para que tu piel no sufra en verano? Existen algunos consejos que pueden venirte bien para poder afrontar estos meses cálidos:
1- Exfóliate:
Con las alta temperaturas, es recomendable exfoliarse con mayor asiduidad. Esto es debido a que es bueno eliminar las células muertas de la piel, porque favorece que se regeneren más rápidamente. Además, lograrás un cutis más resistente a los pequeños traumatismos diarios.
2- Utiliza la crema de protección solar adecuada:
Es importante conocer el tipo de piel que tenemos, conocer nuestro fototipo, que suele venir definido por el color de la piel. Dependiendo del tono, se puede tener mayor o menor tendencia a las quemaduras solares. Cuando se tiene claro cuál es nuestro fototipo, se debe elegir la protección solar adecuada y que mejor se adapte a nuestra sensibilidad natural al sol.
Por otro lado, habrá que tener en cuenta las condiciones de exposición solar. La piel puede haber sufrido agresiones por medicamentos, por productos de cosmética, climáticas, por alergias, que hagan que esté en un momento más sensible. Es recomendable acudir a un especialista y resolver las dudas que se tengan al respecto antes de utilizar un protector solar que no sea adecuado para nuestra piel.
3- Protege la piel también en los días nublados:
Suele ser uno de los errores más comunes a la hora de exponerse al sol. Muchas personas creen que en los días nublados no es posible quemarse. Sin embargo, un cielo nublado deja pasar los rayos UVA y UVB del sol, y no se suele sentir sensación de calor porque las nubes detienen los rayos infrarrojos. Además, puede que los rayos ultravioleta del sol alcancen la piel indirectamente al reflejarse sobre diferentes superficies como el agua, la arena o la hierba, entre otras.
4- Presta atención a todas las zonas cercanas a la cara:
El cuello, el escote o los labios suelen ser zonas que no protegemos tanto porque pensamos que el sol no actúa sobre ellas. Sin embargo, son partes sensibles, al igual que la nariz, las orejas o los empeines. En verano es recomendable aplicar protección solar en estas zonas a lo largo de todo el día, y no solo por la mañana al salir de casa, ya que la sudoración provoca que no dure demasiado en nuestra tez.
Por la noche, se recomienda realizar cuidados específicos en la zona perilabial y en el contorno de los ojos, para que se intenten combatir las arrugas y las líneas de expresión.
5- Evita el consumo excesivo de bebidas gaseosas:
Aunque en los días de calor apetezcan este tipo de bebidas, no es recomendable consumirlas por diferentes razones: contienen azúcar; y pueden deshidratar nuestra piel, produciendo una sensación de calor y malestar más grande que el de la temperatura ambiente.
6- La dieta se refleja en nuestra piel:
Debemos cuidar de nuestra alimentación a lo largo de todo el año, pero especialmente en verano, cuando es importante beber mucha agua, aunque no se tenga sed, porque hidrata el cuerpo. Si el agua no es tu gran aliado, prueba a prepararte infusiones para que se conviertan en un hábito.
7- Complementos:
Para protegerse del sol se pueden utilizar diferentes complementos como los sombreros, gorros o gorras, que además de proteger la cabeza del calor pueden proteger parte de la cara. También se pueden utilizar gafas de sol, para no dañar los ojos, o el uso de un protector labial.
8- Horario para tomar el sol:
Se deben evitar las horas donde los rayos son más fuertes, entre las 11 o 12h, hasta las 17 horas. Si no te es posible evitar la exposición, entonces no olvides la protección solar.
9- Utiliza ropa adecuada:
Es recomendable el uso de ropa ligera y clara, y que te cubra la mayor parte del cuerpo para evitar la acción directa del sol.
10- Vigila tu piel:
En verano, que es cuando la piel sufre más por el efecto del sol, es bueno observarla. Si ves algún cambio de textura, lunares, o manchas consulta con un especialista.
Para cualquier duda que tengas al respecto, desde nuestra clínica de cirugía estética en Valladolid estaremos encantados de atenderte en lo que necesites.

Sun cream is drawn in sun shape on tanned woman's leg who is relaxing on the towel at the beach. Cancer care concept

Día Mundial del Cáncer de Piel | Clínica de Cirugía Estética En Valladolid

Día mundial del cáncer de piel

El 13 de junio se celebra el Día Europeo de la Prevención contra el Cáncer de Piel. Es un tipo de cáncer que se puede prevenir con facilidad, tomando las precauciones adecuadas. Desde nuestra clínica de cirugía estética en Valladolid queremos darte algunos consejos para que puedas protegerte del sol y tomar todo tipo de precauciones en verano.

Prevenir el cáncer de piel

Detectar este tipo de cáncer en una fase muy temprana es bastante sencillo ya que sus signos son muy visibles. Hay que tener en cuenta que el principal factor de riesgo es la exposición a los rayos UV de los rayos del sol.
Explicamos algunos de los consejos que se pueden seguir:
– Se recomienda no tomar el sol entre las 12h y las 16h en verano: a cualquier hora, pero sobre todo en esa franja. La sombra debería ser tu mejor aliada, y aunque permanezcas en ella, no debes dejar de aplicarte protección solar.
– Protegerse con cremas solares de alto factor de protección: debes aplicarte un protector u otro dependiendo de tu tono de la piel. Póntelo media hora antes de exponerte al sol y no dejes de aplicar la loción cada 90-120 minutos. Si te bañas en el mar o en la piscina, nada más secarte aplícatela también. Para la cara, además de que existen protectores específicos de esta zona, puedes comprarte bálsamos labiales y maquillaje que contengan filtros solares.
– Usar gafas de sol: no cualquier cristal es adecuado. Es importante saber elegir el cristal que tenga protección solar certificada. Mejor que sean cristales grandes para que protejan además de la zona ocular, las zonas sensibles cercanas.
– Utilizar sombrilla en las playa o en la piscina: incluso cuando el día esté nublado, y aunque el momento de tomar el sol no sea en las horas centrales, hay que protegerse con este tipo de complementos.
– Usar la ropa adecuada para protegerse durante el día: evitar la ropa oscura o apretada, ya que provoca además de malestar, sudor y por tanto fácil deshidratación. Se recomienda llevar ropa holgada y clara que proteja la mayor parte del cuerpo.
– Beber agua con frecuencia para hidratar la piel: el cuerpo no solo se hidrata por dentro, la piel necesita hidratación constante. Por tanto, en los días más calurosos y durante toda la época de verano procura estar hidratado en todo momento.
– Moderar o evitar las sesiones de solárium: la mayoría de los dermatólogos y expertos desaconsejan el uso de camas bronceadoras o lámparas de sol porque emiten rayos UVA. Uno de los colectivos que no debería de usarlo es el de los menores de edad.
– Acudir al dermatólogo ante cualquier signo de alerta: hay que vigilar las marcas en la piel que hayan cambiado de color, que su tamaño sea superior a 6mm, que tengan una forma o borde irregular, que sean asimétricas, que tengan un tacto áspero o escamoso, que parezcan una herida pero no cicatricen, que piquen o sangren.

Datos sobre el cáncer de piel

El melanoma, uno de los tipos de cáncer de piel, es de los que más está creciendo en los últimos años. En España, cada año se detectan 4.000 nuevos casos.
Además de los niños, otro de los sectores más sensibles y que está más en riesgo porque no utilizan protectores, y es de los que más horas pasan al sol, es el de los adolescentes. Si tienen quemaduras se suelen curar con facilidad, lo que les lleva a no darse cuenta de que si esas quemaduras continúan durante años son las que después pueden contribuir a la aparición de un melanoma. La población mayor también es otro de los sectores en riesgo, ya que al tener la piel curtida piensan que no es necesario ponerse protector solar, y cuando se les suele detectar el melanoma, según los expertos, suele estar en estado más avanzado debido al daño solar recibido durante décadas.
Con estos consejos de la clínica de cirugía estética en Valladolid esperamos que hayas resuelto todas tus dudas acerca de lo importante que es protegerse la piel en verano.

como-detectar-melanoma

¿Cómo detectar un melanoma?

Si bien el sol puede dañar nuestra piel en cualquier época del año, es cierto que el verano es la estación en la que nuestro cutis se ve más afectado. Debido a ello, es importante que nos revisemos periódicamente nuestro cuerpo en busca de posibles lunares malignos que puedan convertirse en un melanoma. En nuestra clínica de cirugía estética en Valladolid, sabemos la importancia que tiene este hecho, por eso os explicaremos en qué consiste este tipo de cáncer y cómo se puede detectar de una manera precoz.

El melanoma es un cáncer maligno de piel que, si bien sólo representa el 3% de todos los cánceres de piel, es el que más probabilidades de muerte conlleva. En España se detectan al año 5.000 casos aproximadamente, cifra que va en aumento con el paso de los años.
Existen cinco tipos de melanomas cutáneos:

  • Melanoma lentigo maligno. Es más común que aparezca en el rostro de mujeres de piel clara con una edad superior a los 50 años. El 10% de los casos son de este tipo, causado por largas exposiciones al sol afectando sobre todo a la cara, orejas, brazos y parte superior del tronco.
  • Melanoma de extensión superficial. Suele aparecer en un lunar ya existente en la persona y es el tipo de melanoma más frecuente, con un 70% aproximadamente de los casos de cáncer de piel por melanoma.
  • Melanoma nodular. Este tipo tiende a desarrollarse con rapidez. Se trata del melanoma más agresivo causante del 10% al 15% de los casos de cáncer de piel por melanoma.
  • Melanoma lentiginoso acral. Por lo general, aparece como una decoloración negra o marrón debajo de las uñas, plantas de los pies o palmas de las manos, y a veces aparece en personas de piel oscura.
  • Melanoma amelanótico. Al contrario que los otros tipos, este tipo de melanomas tienen un tono muy ligero o directamente no tienen color, lo que provoca la dificultad a la hora de detectarlos.

¿Cuáles son los principales síntomas que te permiten detectar un melanoma?

La manera de detectar un melanoma varía de unas personas a otras. Generalmente los síntomas suelen ser varios, entre los que se encuentran:

  • Bulto rojo que puede sangrar o presentar una costra.
  • Herida en la piel que no cicatriza.
  • Alteración de un lunar ya existente como sangrado, descamación o exudación.
  • Sensación de comezón, sensibilidad o dolor.
  • Propagación del pigmento del borde de una mancha hasta la piel circundante.

Por otro lado, si aparece un nuevo lunar en la piel o uno que ya existía ha cambiado de forma, tamaño o color, es también un síntoma de alarma de posible melanoma. Es importante prestar gran atención a las siguientes características:

  • Asimetría: una mitad del lunar no es igual a la otra.
  • Borde: bordes irregulares o dentados.
  • Color: color no uniforme que en ocasiones presenta manchas rosadas, azules o blancas.
  • Diámetro: si el lunar mide más de 6 milímetros de ancho.

Por ello, es muy importante que se revise nuestro cuerpo cada vez que hayamos estado expuestos al sol, y sobre todo usar protección solar para evitar o reducir el riesgo de padecer un cáncer de piel tipo melanoma.
En el caso de observar algo fuera de lo normal, presentar alguno de los síntomas anteriores o algún lunar que le resulta sospechoso, ante la duda, es aconsejable que visite a su médico para que le haga una revisión de dicha área o de aquellas zonas del cuerpo donde su visibilidad es dificultosa.
Visita nuestra clínica de cirugía estética en Valladolid para obtener más información sobre la cirugía reconstructiva de tumores de piel, con cirujanos en este tipo de tratamientos y con excelentes resultados.