942 037 404 | URGENCIAS: 666007777Pide cita previa |
informacion@plasticadrsanz.com | facebook |
Rinoplastia

imperfecciones en la nariz

La rinoplastia es una cirugía estética que tiene como objetivo la corrección del aspecto de la nariz, modificando su forma y adaptándola armónicamente al resto de la cara del paciente. La rinoplastia es un tipo de cirugía en la que el resultado estético y la funcionalidad son inseparables por lo que resulta imprescindible que las modificaciones estéticas no afecten a la función respiratoria.

La nariz es un elemento central que caracteriza y personaliza las facciones de cualquier rostro de forma muy importante. El hecho de sufrir una deformidad nasal puede producir un gran malestar y una falta de aceptación propia en el paciente, que normalmente arrastra este problema desde la adolescencia, momento en el que los huesos de la cara terminan de formarse.

Por esta razón es especialmente importante que el paciente exponga claramente sus expectativas ante la rinoplastia para que el cirujano pueda acordar con él la viabilidad de su demanda y las posibles soluciones. Al fin y al cabo resulta sumamente importante ante una rinoplastia, al igual que en cualquier cirugía, alinear las expectativas del paciente con las del cirujano, entender qué quiere conseguir el paciente y hacerle entender qué es exactamente lo que podemos conseguir quirúrgicamente con una rinoplastia.

EL PREOPERATORIO de una rinoplastia

Antes de la rinoplastia se llevará a cabo un examen médico para evaluar el estado general del paciente por si existiera algún factor que pudiera contraindicar la intervención. Tras ésto, el cirujano explorará la nariz del paciente determinando su estructura, tamaño y forma a la vez que valorará sus rasgos faciales y expresión, con el fin de poder lograr un aspecto lo más natural posible con el resultado de la rinoplastia.

Como hemos dicho más arriba, es capital que en este momento el paciente comunique al doctor sus expectativas ante la rinoplastia y exponga cualquier duda que pueda tener sobre el proceso quirúrgico. Fijar unos objetivos ayudará al cirujano a comprender las necesidades del paciente y a que los resultados de la rinoplastia sean más satisfactorios.

Durante la semana anterior a la operación, el paciente deberá minimizar al máximo  el consumo de tabaco en caso de que sea fumador y prescindir de medicamentos anticoagulantes o que contengan ácido acetilsalicílico.

INTERVENCIÓN – la rinoplastia –

Existen dos técnicas quirúrgicas para llevar a cabo una rinoplastia.

La primera es la llamada rinoplastia cerrada. En la rinoplastia cerrada la intervención se realiza a través de las fosas nasales mediante dos pequeñas incisiones. La ventaja de este método es que no deja cicatrices visibles, ya que desde el interior de la nariz el cirujano puede modelar las estructuras óseas y cartilaginosas. La rinoplastia cerrada modifica el interior esperando que la piel y las mucosas se retraigan hasta lograr la nueva forma deseada.

Otros cirujanos empleamos la rinoplastia abierta: Esta técnica quirúrgica permite el acceso a los cartílagos y demás estructuras a través de la columela nasal (la estructura que separa ambos orificios nasales) dejando una pequeña cicatriz en la base de ésta que deja de notarse en 6 meses. En esta rinoplastia la precisión en el manejo de las estructuras es “al milímetro”, con visualización directa.

En la mayoría de casos una rinoplastia es una cirugía reductiva, pero no siempre. Para corregir según qué deformidades o dar más relieve a zonas como la punta o un dorso, se emplea la rinoplastia injertando tejidos del propio paciente, para lograr así unos resultados lo más estético posibles.

POSTOPERATORIO de una rinoplastia

Tras la operación de rinoplastia, se le colocarán al paciente unos tapones y una férula protectora para contener la inflamación y mantener las estructuras nasales. El taponamiento nasal suele retirarse a las 24-72 horas de la intervención, momento en el que aparecen hematomas y un leve dolor relacionado con el edema, disminuyendo éste con ayuda de medicación. Estos hematomas acostumbran a manifestarse en zonas próximas a la nariz como los pómulos y los párpados, entrando dentro de los hallazgos postoperatorios normales.

El aspecto final tras una rinoplastia.

Cuando se retira la férula, una semana después de la intervención de rinoplastia, gran parte del edema y los hematomas se habrán reabsorbido, pero el aspecto estético de la nariz estará lejos de ser el definitivo. Será al cabo de unos 6 meses cuando desaparezca totalmente la hinchazón.

El proceso de recuperación es lento pero debe tomarse con calma para que evolucione como es debido. Recomendaremos aplicar frío en las zonas hinchadas así como pomadas antinflamatorias.

PREGUNTAS FRECUENTES sobre rinoplastia

¿Cuanto tiempo dura la intervención de rinoplastia?
Una rinoplastia estándar suele durar entre 1 y 2 horas

¿Qué tipo de anestesia se utiliza en una rinoplastia?
Lo más frecuente para una rinoplastia es que se emplee la anestesia general pero, si las condiciones medicotécnicas lo permiten, puede practicarse bajo anestesia local y sedación. En este último caso se aplica también un relajante previo.

¿Es doloroso el postoperatorio de una rinoplastia?
Cuando un paciente se somete a una rinoplastia no acostumbra a tener dolores posteriores más allá de la habitual sensación de congestión y alguna molestia. Si los hubiera, prescribimos antinflamatorios para su tratamiento.

¿A qué edad es posible someterse a una rinoplastia?
Realizamos rinoplastias cuando el proceso de formación de los huesos de la cara se ha desarrollado del todo, nunca antes. Esto ocurre en las mujeres a partir de los 14 años, mientras que en los hombres suele ser a los 17-18 años de edad. No recomendamos rinoplastias antes de los 18 años.

¿Qué riesgos entraña la operación de rinoplastia?
Como en toda intervención quirúrgica, en una rinoplastia existe el riego de infección, de que ocurra algún problema con la anestesia o de que sangre más de lo normal.

Son poco frecuentes las complicaciones específicas de este tipo operaciones y acostumbran a tener poca importancia. En un porcentaje muy bajo de ocasiones puede ser necesaria la revisión quirúrgica.

¿Tras una rinoplastia podré respirar inmediatamente por la nariz?
Con los tapones que deben colocarse tras una rinoplastia es inevitable respirar por la boca. Tras retirar el taponamiento el paciente podrá respirar por la nariz, pero tendrá cierta dificultad debido a la inflamación.  Esto puede durar unos días, solucionándose progresivamente con el paso del tiempo.

¿Puedo tomar el sol después de una rinoplastia?
No es recomendable hacerlo durante los dos primeros meses posteriores a una rinoplastia, aunque no existe una contraindicación específica más allá de que el calor que puedan generar los rayos de sol no es muy adecuado para el tratamiento del edema. Desde el punto de vista cicatricial, no hay inconveniente ni en los casos en que se ha realizado una rinoplastia cerrada ni en los casos en que se ha realizado una rinoplastia abierta, ya que la cicatriz es mínima.

¿Podré llevar gafas tras una rinoplastia?
Como hemos dicho anteriormente, tras una rinoplastia surge un edema que no desaparece totalmente hasta pasados 6 meses de la intervención. Esto provoca que al llevar gafas se creen unas marcas profundas allí donde se apoya la montura.
Recomendamos no utilizarlas con frecuencia los dos primeros meses y, en caso de ser imprescindibles la mayoría del tiempo, quitárselas de vez en cuando para que la piel se recupere y descanse.

Si tiene dudas sobre rinoplastia o quiere más información sobre imperfecciones en la nariz, puede contactar con nosotros en nuestro formulario

Cuéntanos tu caso

Si tiene dudas o quiere más información sobre este tratamiento , puede contactar con nosotros a través de nuestro formulario online:

Ir al formulario

Imágenes de casos reales

Consulte los casos reales de personas que han confiado en nuestros cirujanos y han recibido este tratamiento.

Ver Imágenes

Escribe el texto y pulsa intro para buscar