942 037 404 | URGENCIAS: 666007777Pide cita previa |
informacion@plasticadrsanz.com | facebook |

¿Qué es el lipofilling facial y qué resultados puedes obtener?

Home / Estética y belleza / ¿Qué es el lipofilling facial y qué resultados puedes obtener?

lipolifting-facial

En nuestra clínica los Dres Sanz y Ayala, a lo largo de sus más de 20 años de experiencia, han incorporado las últimas técnicas para llevar a cabo el lipofilling facial o transplante de grasa a nivel facial, es uno de los tratamientos de rejuvenecimiento facial por excelencia.

¿Qué es el lipofilling facial, lipoinjerto o injerto de grasa?

Es una técnica quirúrgica, mínimamente invasiva, mediante la cual se extrae grasa sobrante de una zona del cuerpo (liposucción), se procesa y se inyecta posteriormente en la cara para conseguir un rejuvenecimiento facial.

¿Qué resultados puedes obtener tras someterte a un lipofillingfacial?

La mayoría de los pacientes que acuden a nuestra clínica de Burgos para someterse a un lipofilling facial buscan corregir volúmenes faciales perdidos. Sin embargo, esta intervención mínimamente invasiva, puede conseguir muchos más resultados:

  • Mejorar arrugas profundas y pliegues en la cara.
  • Corregir mejillas hundidas.
  • Mejorar los surcos profundos que van desde la nariz hasta la comisura de la boca.
  • Mejorar las líneas entre el párpado inferior y la mejilla.
  • Rellenar cicatrices cutáneas deprimidas.
  • Corregir irregularidades y depresiones faciales.
  • Aumentar el volumen de la zona de la cara tratada: pómulos, mejillas, labios o barbilla.
  • Mejorar la calidad de la piel. Una vez el cuerpo ha reabsorbido un porcentaje de la grasa transferida, la corrección que queda se considera permanente.

Además del lipofilling facial, en nuestra clínica de Burgos también llevamos a cabo el lipofilling corporal para rellenar zonas como las mamas, los glúteos o las piernas.

¿En qué casos se puede llevar a cabo un lipofilling facial?

Es importante el correcto diagnóstico y la individualización del tratamiento en cada paciente y, aunque la  edad no es un factor influyente en esta decisión, por lo general los pacientes suelen tener edades entre 40 y 70 años.

El Dr Sanz nos explica las características principales que debería tener un paciente para someterse a un lipofilling facial: tener piel flexible,  tener una estructura facial definida y, como en todas las cirugías, tener expectativas reales. No fumar y no  tener problemas de cicatrización también son dos condicionantes a tener en cuenta a la hora de decidir si someter al paciente  o no a este tipo de intervención.

En muchas ocasiones, este procedimiento se realiza en pacientes que presenten claros signos de envejecimiento y se hace como complemento a otras cirugías de rejuvenecimiento facial.

¿Qué riesgos puede tener este tipo de intervenciones?

La ISAPS destaca la asimetría, las irregularidades, la sobrecorrección (hipercorrección) o infección como los posibles riesgos de llevar a cabo este tipo de intervenciones; no obstante, al ser una intervención mínimamente invasiva los riesgos y contraindicaciones son muy bajos. El tejido que se utiliza en el lipofilling es del propio paciente y lo que se hace es cambiarlo de ubicación, por lo que la aparición de “rechazos” o alergias no se suelen dar.

Es importante saber  que aquellas células de grasa que se inyectan  no se reabsorben y van a cambiar de tamaño según se cambia de peso, de forma que engordan y adelgazan con el paciente. En nuestra clínica, el Dr Sanz es muy cuidadoso en este punto, especialmente en pacientes jóvenes cuyos cambios hormonales a lo largo de la vida pueden cambiar su morfotipo, sobre todo a nivel facial, y estudia muy detenidamente el  volumen que se inyecta en cada paciente.

Si estás pensando en someterte a un lipofilling facial en nuestra clínica de Burgos, puedes concertar una cita previa para que nuestros cirujanos estudien tu caso detenidamente.

 

Deja tu comentario

Escribe el texto y pulsa intro para buscar

Cuidar la piel en otoñoLa Dra. Cavero del Complejo Hospitalario Universitario de León y el

Dr Sanz en la puerta del NYU Langone Medical Center de New York