Entradas

cirugia-plastica-en-menores

Cirugía plástica en menores| Opinión de los expertos

Aunque se piense que las operaciones de cirugía estética solo van dirigidas a personas adultas que quieren cambiar algo de su físico, la realidad es que cada vez más niños y adolescentes recurren a ella para corregir alguna parte de su cuerpo. Pero, ¿es recomendable que menores se sometan a una cirugía plástica?

Cuestiones a tener en cuenta antes de realizar cirugía estética en menores

A pesar de que no existe en España una ley que regule este tipo de operaciones, la mayoría de los cirujanos plásticos están de acuerdo en que los niños y adolescentes no deberían someterse a cirugías plásticas sin que exista un motivo médico o psicológico para ello. Porque, a pesar de que la mayoría de las personas relacionan cirugía plástica con intervenciones que se realizan por motivos meramente estéticos, en muchas ocasiones  sirve para mejorar el estado y el aspecto de quemaduras, lesiones, deformaciones, anomalías congénitas y un largo etcétera.

Los riesgos de las operaciones de cirugía plástica son los mismos que en cualquier otra intervención quirúrgica, y son iguales tanto para adultos como para menores. El problema de la cirugía estética en menores es que durante la niñez y la adolescencia el cuerpo aún sigue desarrollándose, y si se realizan operaciones en esta etapa puede dar lugar a un mal resultado estético. Por ejemplo si un adolescente se realizase una rinoplastia los resultados de la operación podrían variar dependiendo del desarrollo posterior de su nariz.

En España actualmente no existe una normativa que regule este tipo de cirugías; sí que se necesita el consentimiento de los padres o tutores legales para que el menor pueda someterse a la intervención. Además, en algunos casos es posible que se realice un estudio psicológico al menor para ver cuáles son los motivos que le impulsan a querer operarse, y para comprobar que es consciente de los riesgos y complicaciones que van asociadas al procedimiento.

Este análisis psicológico cobra importancia en determinados casos en los que el motivo es puramente estético, ya que actualmente los menores se ven muy influenciados por las redes sociales y quieren operarse para alcanzar el ideal de belleza surrealista que se retrata en estas plataformas. Por eso es vital hacerle un examen psicológico para determinar si el motivo es por modas pasajeras o si realmente hay un defecto estético que le está causando grandes inseguridades y que podría afectar a su salud mental. La decisión de si es correcto operar o no está en manos del cirujano una vez se tenga el análisis psicológico sobre la mesa. El médico puede decidir que es mejor esperar a que el paciente acabe de madurar tanto física como mentalmente, para asegurarse de que es plenamente consciente.

También es cierto que hay ocasiones en las que es mejor realizar la cirugía a una edad más temprana. Un ejemplo sería la otoplastia, que es un procedimiento para corregir las conocidas popularmente como “orejas de soplillo”. Esta cirugía es de las más demandadas en menores y la edad crucial para realizarla es en torno a los 6 años, ya que no afecta al desarrollo posterior de las orejas y a esa edad es más sencillo operarlas que más adelante.

Otra de las intervenciones más demandadas entre los menores en España es el aumento de pecho, aunque en este caso para operar se debe esperar a que los pechos estén completamente desarrollados. Hay algunos casos en los que las mamas están mal formadas o muy poco desarrolladas, y sí que se podrían intervenir de forma excepcional. Nosotros somos partidarios de, en principio, esperar a cumplir la mayoría de edad.

En resumen, la cirugía plástica en menores puede ser recomendable o no dependiendo de la edad, el tipo de intervención, factores físicos y psicológicos, etc. Pero en general los expertos creen que, siempre y cuando se tengan en cuenta los factores anteriores, la cirugía plástica es algo positivo para el paciente, pues se corrigen malformaciones y defectos para hacer más feliz a la persona.

En conclusión, creemos que cualquier cirugía en el menor debe de ser absolutamente justificada. Antes de cualquier decisión final, deben sopesar pros y contras de manera fehaciente.
Excepto en la otoplastia, en general,esperamos a  cumplir la mayoría de edad en procedimientos estéticos, no así en los reconstructivos.

 

edad-recomendada-para-otoplastia

¿Cuál es la edad recomendada para una otoplastia?

Tener unas orejas con un aspecto fuera de lo común es algo que puede afectar a nuestra autoestima. Habitualmente, aquellas personas con unas orejas prominentes, o llamadas comúnmente “de soplillo”, deben convivir con comentarios hirientes que afectan a su día a día. Para superar este tipo de situaciones, el Dr. Sanz propone, desde su clínica de cirugía estética en Santander, la otoplastia como solución tanto para adultos como niños.
La otoplastia o cirugía de las orejas es una intervención que corrige la separación de las orejas de la cabeza. Esto se consigue a través de una incisión en la parte posterior de la oreja para reducir la profundidad, cambiar la forma de la concha y eliminar piel sobrante.
Los resultado de esta intervención son muy definidos y naturales, consiguiendo que el paciente coja de nuevo la confianza perdida y seguridad. Además, es una intervención de complejidad intermedia con una duración de 60 a 90 minutos aproximadamente y  el paciente no siente nada en la zona tratada. Echa un vistazo a esta entrada donde te contamos todo lo que tienes que saber antes de someterte a una otroplastia.
Este tipo de afección puede ser tratado desde edades muy tempranas, siendo a partir de los 5 años cuando nuestros cirujanos más la recomiendan ya que es una edad que permite evitar a los niños situaciones incomodas de burla, las cuales pueden afectar al desarrollo psicológico del menor. Además, el crecimiento principal de la oreja está conseguido con esa edad.

A pesar de que sea una intervención que, como hemos dicho, puede prevenir problemas psicológicos para los más pequeños, la otoplastia es una cirugía también muy común entre las personas adultas que quieren mejorar su apariencia en lo referente al aspecto de sus orejas.
Debemos estar atentos a las indicaciones del cirujano sobre el proceso de recuperación. Tras la operación, se colocará un vendaje en cada una de las orejas y se deberá poner una cinta deportiva a lo largo de las primeras semanas, especialmente durante las noches.
Si quieres conocer más sobre la otoplastia no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de profesionales, los cuales estarán encantados de asesorarte, o de acercarte a nuestra clínica de cirugía estética en Santander o Valladolid para un trato más directo y cercano.

spot22

¿Cuáles son las cirugías estéticas más demandadas en la actualidad?

En la actualidad las personas nos cuidamos más y estamos mucho más preocupados por nuestra imagen, por esta razón el volumen de operaciones de cirugía estética ha aumentado considerablemente.

Además, las tendencias y gustos también han cambiado con el paso de los años; si hace tan solo una década el canon de belleza tomaba como referencia a las grandes modelos de imponentes curvas, pechos voluminosos, labios carnosos en exceso, la mujer de hoy busca una apariencia mucho más natural. Precisamente la naturalidad y los motivos de salud son a día de hoy los factores principales que barajan quienes se deciden a pasar por una clínica de cirugía estética.

Así, y de acuerdo con las estadísticas anuales de la Sociedad Americana de Cirugía Estética Plástica (ASAPS) y las encuestas entre los 127 cirujanos plásticos de la Asociación Española de Cirugía Estética Plástica (AECEP), las liposucciones y abdominoplastias son dos de las cinco cirugías más comunes que se realizan en todas las edades.

Las 5 cirugías estéticas más comunes en la actualidad, según la edad

AECEP_Edades_cirugia_13042016-437x10241. Liposucción

Se trata de una operación empleada para eliminar el exceso localizado de grasa en las zonas del abdomen, caderas, espalda, muslos… Aproximadamente el 12% de las operaciones de cirugía estética que se realizan en España son liposucciones. El equipo de cirujanos especialistas en este tipo de intervención de nuestra clínica de cirugía estética de Valladolid aconseja no realizar esta operación antes de los 18 años.

2. Aumento de pecho

Es una de las operaciones más demandadas. En España se realizan más de 16.000 operaciones al año, o lo que es lo mismo, el 25% de todas las operaciones de cirugía estética que se realizan corresponden a este tipo de intervención. Esta operación no solo ayuda en caso de malformación, también consigue mejorar la forma, aumentar el tamaño de los senos, elevar su caída por el paso de los años… La edad recomendada para llevarla a cabo es a partir de los 18 años, cuando el cuerpo ya se ha desarrollado lo suficiente.

3. Blefaroplastia o cirugía de los párpados

Mediante esta operación se logra un efecto de rejuvenecimiento, aportando una mirada más joven, así como una gran mejora de la expresión de la cara. Es una operación muy demandada entre las mujeres mayores de 40 años. Si quieres saber más sobre la blefaroplastia, no te pierdas esta entrada de nuestro blog.

4. Otoplastia o cirugía de la orejas

Es una operación que puede llevarse a cabo desde muy temprana edad, y que tiene como objetivo corregir la posición o tamaño de las orejas, con el fin de conseguir una forma más armónica con respecto al conjunto de la cara.

5. Rinoplastia

Este tipo de cirugía no solo tiene como objetivo mejorar la estética de la nariz y el conjunto de la cara; en la mayoría de los casos se realiza por problemas respiratorios, ya sea por desviación de tejidos blandos o por la estructura ósea. Lo ideal para este tipo de operaciones es llevarlas a cabo una vez que el tabique ha dejado de crecer.
Si quieres saber más sobre los tipos de cirugía estética más demandados según la edad, puedes ampliar información aquí.

Captura

¿Qué tipos de deformidades de las orejas son los más comunes?

La otoplastia o cirugía de las orejas es la solución para diferentes deformidades de las orejas. Esta cirugía que restaura las relaciones anatómicas de esta parte del cuerpo, mejorando su apariencia, no altera la capacidad para escuchar y permite que las orejas estén en proporción con el tamaño y forma de la cara. En nuestras clínicas estudiamos cada caso en particular para dar a cada paciente una solución personalizada.

Según datos de la Sociedad Americana de Cirugía Plástica y Reconstructiva, anualmente, unas 20.000 personas modifican la forma de sus orejas en los Estados Unidos. En España, los casos en los que las orejas están más despegadas del cráneo de lo habitual, ocupan el 5 % de la población, lo que sitúa al país en el cuarto puesto del mundo en cuanto a número de otoplastias: 3.672 al año de las 170.000 que se realizan en el mundo.

Los expertos afirman que no hay un tamaño determinado para las orejas, éste depende de la edad, el sexo, la altura de la persona y especialmente la altura de la cabeza, pero el tamaño común ronda entre 5.5 y 6.5 centímetros de alto a 3 y 4.5 centímetros de ancho.

Los 5 principales problemas estéticos de las orejas

Hemos seleccionado los distintos tipos de problemas estéticos de las orejas que los Dres Sanz y Ayala se han encontrado a lo largo de sus más de 20 años de experiencia en este tipo de intervenciones en nuestra clínica de cirugía estética de Valladolid:

1. Orejas de soplillo

Este tipo de deformidad es la más frecuente. El cartílago, tras las orejas, las fuerza a sobresalir y hace que parezcan más grandes. Esto se puede notar desde muy temprana edad, y muchos niños pasan por quirófano para corregirlas antes de los catorce años. En un informe de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) se señala que el 1,3% de las cirugías realizadas en territorio nacional son hechas a menores de 18 años.

Rectificar esta forma no es difícil. El cirujano las esculpirá o quitará parte del cartílago de la parte trasera de la oreja y usará puntos para cerrar la herida. Después de un par de semanas llevando un vendaje en la cabeza, las orejas dejarán de sobresalir y permanecerán así en adelante.

2. Orejas colgantes

Este tipo de deformidad se debe a un problema congénito que causa que las orejas no se formen adecuadamente y parezcan que están caídas o torcidas.

Este defecto también puede ser corregido mediante la otoplastia, aunque es algo más compleja que la que se emplea para reposicionar las orejas de soplillo. El cartílago de la parte superior de la oreja tiene que ser manipulado para que el tejido cicatrizal sujete la oreja hacia arriba, evitando así que cuelgue.

3. Orejas en copa

Este tipo de deformidad de las orejas se forma debido a que el pliegue sobre la parte superior de las orejas es más grande de lo normal y está contraído.

Esta situación tiene distintos niveles de complejidad y deformidad, por lo que dependiendo de la gravedad de la misma, puede que sea necesario hacer diferentes plastias para rectificar el problema.

4. Orejas de sátiro

Este tipo de malformación de las orejas aparece debido a otro problema hereditario llamado “orejas de Stahl”, que hace que las orejas adquieran una forma diferente a la normal, apareciendo aplastadas y puntiagudas en la parte superior.

5. Lóbulos rasgados

Es un problema muy frecuente a partir de los 40 años en mujeres que llevan pendientes y cuyo agujero se hace grande impidiendo colocarse los pendientes adecuadamente.

En nuestra clínica sabemos que cada oreja es única y que cada paciente necesita un tratamiento personalizado que solo se puede dar tras una primera valoración. Es muy importante, antes de tomar cualquier decisión, hablar con tu cirujano sobre las expectativas que tienes con respecto a la otoplastia para asegurarte de que son realistas.

Te invitamos a que pidas una consulta previa en nuestra clínica de Valladolid.

cirugías-en-hombres

Top 5 de cirugías en hombres para mejorar su imagen

El interés por “mejorar y cuidar la imagen” ya no es solo característico de las mujeres. Los hombres cada día están más preocupados por su aspecto físico, y, por tanto, mejorar su imagen se convierte también en uno de sus objetivos para 2017. Según los últimos datos de la Sociedad Española de Cirugía Estética y Reparadora (SECPRE) existe un creciente interés masculino por el “beauty”, incluidas las operaciones de cirugía plástica y estética en hombres. Lo curioso es que cada vez cuesta menos que los hombres reconozcan que se han sometido a pequeños retoques estéticos. Pero ¿Cuáles son los tratamientos o intervenciones de cirugía plástica y estética más demandados por el público masculino?

¿De qué se operan los hombres?

  • Blefaroplastia. El descolgamiento de los párpados y la aparición de bolsas en los ojos es uno de los signos de envejecimiento más frecuente, que aparece a partir de los 40 años. Se trata de uno de los problemas estéticos que más preocupa a los hombres. Por ello acuden a clínicas especializadas en Cirugía Plástica, como la del Dr Sanz en Burgos para buscar una rápida solución.

En este caso la opción más frecuente es recurrir a una blefaroplastia. Se trata de una cirugía estética facial en la que se retira el exceso de piel o grasa de las bolsas y cuyo objetivo es mejorar el aspecto tanto de los párpados inferiores como superiores. Gracias a esta intervención, para la que se utiliza anestesia local, se consigue rejuvenecer la mirada.

  • Rinoplastia. Otra de las intervenciones de cirugía plástica masculina más común. La nariz es el elemento facial que caracteriza y personaliza el rostro y sufrir algún tipo de deformidad hace que muchas personas sufran un gran malestar y falta de aceptación.

Por ello, cada año aumenta el número de rinoplastias, cirugías que corrigen el aspecto de la nariz, modificando su forma y adaptándola de manera armoniosa al resto de la cara. Se trata de una cirugía plástica, es decir, las modificaciones no afectan a la función respiratoria.

  • Otoplastia o cirugía de las orejas. Se ha comprobado un aumento del número de pacientes que acuden a nuestras clínicas preocupados por el aspecto de sus orejas. En la mayoría de los casos debido a que desde pequeño han tenido el complejo de “orejas de soplillo” y que no han podido solventar. En otros casos presentan orejas contraídas, en copa, lóbulos alargados y rasgados o con secuelas de piercings en la juventud.

Para estos casos la solución más eficaz suele ser la otoplastia, con la que se pretende mejorar el aspecto de las orejas. Eso sí, el objetivo no es conseguir una simetría exacta, ya que quedaría poco natural.

  • Liposucción. La acumulación de grasas en zonas concretas del cuerpo aunque suele ser más común en mujeres, también es cosa de hombres. Por ello, en 2016 han aumentado las liposucciones dentro del paciente masculino. Muchos de ellos hacen vida sana pero no consiguen eliminar la grasa acumulada de ciertas zonas del cuerpo, sobre todo en el abdomen y flancos.

Gracias a esta intervención de cirugía plástica, se extraen los acúmulos de grasa localizada, mejorando notablemente la figura y proporcionando una mayor aceptación de su cuerpo.

  • Ginecomastia. A partir de los 40, es frecuente que debido a alteraciones hormonales muchos hombres experimenten un crecimiento en sus mamas, causando una gran preocupación. Para ello se recomienda en muchos de los casos la intervención de la ginecomastia. Se trata de una intervención en la que se elimina la grasa y el tejido glandular de la zona, recuperando un pectoral proporcionado.
Captura-1

Tipos de otoplastia según las características de las orejas

Como ya os adelantábamos en otra entrada de nuestro blog, Todo lo que debes saber antes de someterte a una otoplastia o cirugía de las orejas” , los expertos en cirugía plástica, reparadora y estética de la SECPRE afirman que “las cirugías plásticas y reparadoras están indicadas para recuperar una función y reconstruir defectos congénitos, tumorales o postraumáticos”. Este es el caso de las otoplastias que realizamos en nuestra clínica de Valladolid.

Los pacientes acuden a la clínica con diversos problemas: orejas prominentes, orejas de “soplillo”, oreja contraída, orejas en copa, lóbulos alargados, lóbulos rasgados, micortia… Sea cual sea la razón por la que no están conformes con el aspecto de sus orejas, nuestros cirujanos siempre recuerdan al paciente que una otoplastia pretende conseguir una mejoría, no la perfección absoluta. La otoplastia  no pretende conseguir una simetría exacta de las orejas, esto sería algo poco natural, esta intervención lo que busca es la naturalidad de cada operación.

Tipos de otoplastia que encontrarás en nuestra clínica de Valladolid

Aunque existen decenas de métodos para llevar a cabo un otoplastia, la mayoría se parecen entre sí y podemos agruparlos:

  • Técnicas con incisiones cutáneas.

    A través de una incisión realizada en la parte de atrás de la oreja, se conforma el cartílago mediante rallado en superficie y suturas posteriores.

La otoplastia bilateral es un tipo de intervención que se suele dar en niños que nacen con las dos orejas deformadas o con dificultades en los pabellones auditivos, pero también son comunes en adultos. Consulta en nuestro apartado de casos reales de la web, la otoplastia bilateral realizada en nuestra clínica de Valladolid a una  paciente que acudió por presentar orejas en asa bilaterales, con la particularidad de ser asimétricas (separación/proyección diferente de ambas orejas). Se realizó una otoplastia bilateral bajo anestesia local, en régimen de cirugía ambulatoria. Puedes ver las imágenes de la otoplastia realizada en la clínica de Valladolid

  • Técnicas con incisiones cutáneas e incisiones en el cartílago (con o sin resección del mismo).

    Estas técnicas son las más adecuadas para orejas muy separadas o pacientes con un cartílago poco flexible.

Antes de someterte a una otoplastia de cualquier tipo, asegúrate de que el cirujano que la va a llevar a cabo está lo suficientemente cualificado para realizar este tipo de intervenciones. Para comprobarlo, puedes consultar la web de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética  o la Asociación Española de Cirugía Plástica . En ambas instituciones encontrarás a nuestros Doctores Sanz y Ayala como cirujanos reconocidos con más de 20 años de experiencia en el sector.