Entradas

sculptra_1100x405

¿En qué consiste la cirugía que ayuda a perfeccionar la sonrisa?

Con el paso de los años, empezamos a ver cómo las estructuras faciales se van modificando: la grasa de los pómulos, las mejillas, la punta de la nariz, el ángulo de la boca… van descendiendo inevitablemente. Nuestra cara pasa de transmitir mensajes positivos de comprensión y apertura a mostrar signos de rechazo e incomprensión. Hay otros casos en los que al sonreír la persona muestra más encía de la que le gustaría y puede provocar un problema estético. ¿Estás experimentando alguno de estos síntomas? ¿El efecto de tu rostro al sonreír no es el que te gustaría?

Los labios y los ojos son las estructuras más expresivas de la cara, la mirada y la sonrisa de una persona dice mucho de ella, por eso, cada vez son más las personas, en su mayoría mujeres, que acuden a nuestra clínica de cirugía estética de Valladolid para informarse sobre la cirugía de la sonrisa y corregir esos rasgos de amargura o tristeza, modificar la sonrisa gingival, eliminar las comisuras descendidas, los pliegues bajo la boca

¿Qué es la sonrisa gingival y qué soluciones tiene?

La sonrisa gingival se da en las personas que, al sonreír, muestran una cantidad de encía mayor de lo habitual. Este protagonismo de la encía se conoce como sonrisa gingival, y resulta un problema estético para muchas personas.

Los tratamientos para corregir la sonrisa gingival son la cirugía ortognática, gingivectomía e infiltraciones de botox. También es efectiva la plastia de depresor nasal por vía intraoral. Entra en nuestra web y descubre algunos de nuestros casos reales de cirugía de la sonrisa.

La forma y posición de los labios tienen mucho que decir sobre las expresiones positivas o negativas de nuestro rostro y son los músculos faciales los que pueden elevar, retraer o descender cada labio simultánea o independientemente y así conseguir la sonrisa que siempre deseaste.
¿Te gustaría lucir una sonrisa perfecta? Ponte en contacto con Plástica Dr Sanz rellenando este formulario y te atenderemos de manera personalizada para informarte sobre la cirugía de la sonrisa.

Captura

¿Qué tipos de deformidades de las orejas son los más comunes?

La otoplastia o cirugía de las orejas es la solución para diferentes deformidades de las orejas. Esta cirugía que restaura las relaciones anatómicas de esta parte del cuerpo, mejorando su apariencia, no altera la capacidad para escuchar y permite que las orejas estén en proporción con el tamaño y forma de la cara. En nuestras clínicas estudiamos cada caso en particular para dar a cada paciente una solución personalizada.

Según datos de la Sociedad Americana de Cirugía Plástica y Reconstructiva, anualmente, unas 20.000 personas modifican la forma de sus orejas en los Estados Unidos. En España, los casos en los que las orejas están más despegadas del cráneo de lo habitual, ocupan el 5 % de la población, lo que sitúa al país en el cuarto puesto del mundo en cuanto a número de otoplastias: 3.672 al año de las 170.000 que se realizan en el mundo.

Los expertos afirman que no hay un tamaño determinado para las orejas, éste depende de la edad, el sexo, la altura de la persona y especialmente la altura de la cabeza, pero el tamaño común ronda entre 5.5 y 6.5 centímetros de alto a 3 y 4.5 centímetros de ancho.

Los 5 principales problemas estéticos de las orejas

Hemos seleccionado los distintos tipos de problemas estéticos de las orejas que los Dres Sanz y Ayala se han encontrado a lo largo de sus más de 20 años de experiencia en este tipo de intervenciones en nuestra clínica de cirugía estética de Valladolid:

1. Orejas de soplillo

Este tipo de deformidad es la más frecuente. El cartílago, tras las orejas, las fuerza a sobresalir y hace que parezcan más grandes. Esto se puede notar desde muy temprana edad, y muchos niños pasan por quirófano para corregirlas antes de los catorce años. En un informe de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) se señala que el 1,3% de las cirugías realizadas en territorio nacional son hechas a menores de 18 años.

Rectificar esta forma no es difícil. El cirujano las esculpirá o quitará parte del cartílago de la parte trasera de la oreja y usará puntos para cerrar la herida. Después de un par de semanas llevando un vendaje en la cabeza, las orejas dejarán de sobresalir y permanecerán así en adelante.

2. Orejas colgantes

Este tipo de deformidad se debe a un problema congénito que causa que las orejas no se formen adecuadamente y parezcan que están caídas o torcidas.

Este defecto también puede ser corregido mediante la otoplastia, aunque es algo más compleja que la que se emplea para reposicionar las orejas de soplillo. El cartílago de la parte superior de la oreja tiene que ser manipulado para que el tejido cicatrizal sujete la oreja hacia arriba, evitando así que cuelgue.

3. Orejas en copa

Este tipo de deformidad de las orejas se forma debido a que el pliegue sobre la parte superior de las orejas es más grande de lo normal y está contraído.

Esta situación tiene distintos niveles de complejidad y deformidad, por lo que dependiendo de la gravedad de la misma, puede que sea necesario hacer diferentes plastias para rectificar el problema.

4. Orejas de sátiro

Este tipo de malformación de las orejas aparece debido a otro problema hereditario llamado “orejas de Stahl”, que hace que las orejas adquieran una forma diferente a la normal, apareciendo aplastadas y puntiagudas en la parte superior.

5. Lóbulos rasgados

Es un problema muy frecuente a partir de los 40 años en mujeres que llevan pendientes y cuyo agujero se hace grande impidiendo colocarse los pendientes adecuadamente.

En nuestra clínica sabemos que cada oreja es única y que cada paciente necesita un tratamiento personalizado que solo se puede dar tras una primera valoración. Es muy importante, antes de tomar cualquier decisión, hablar con tu cirujano sobre las expectativas que tienes con respecto a la otoplastia para asegurarte de que son realistas.

Te invitamos a que pidas una consulta previa en nuestra clínica de Valladolid.