942 037 404 | URGENCIAS: 666007777Pide cita previa |
informacion@plasticadrsanz.com | facebook |

Recursos para mejorar nuestra imagen con cirugía estética después de una dieta

Home / Estética y belleza / Recursos para mejorar nuestra imagen con cirugía estética después de una dieta

 

Recursos para mejorar nuestra imagen con cirugía estética después de una dietaEn nuestra sociedad actual la imagen y el aspecto físico son importantes y, cada vez más, la mejoría de éstos supone una constante fuente de consulta en las clínicas de cirugía estética y reconstructiva. Hoy entrevistamos al Dr. Sanz Giménez-Rico, de las Clínicas Sanz; él nos va a responder a las preguntas y dudas más frecuentes que nos surgen tras realizar una dieta y, más concretamente, en qué casos está indicada la cirugía estética tras realización de una dieta asociada o no a cirugía para perder peso de forma significativa.

P: Dr., ¿Existe de verdad una cirugía estética para adelgazar?

R: Hemos de diferenciar el adelgazamiento (pérdida de peso) con dieta asociada o no a cirugía bariátrica (la llamada cirugía de la obesidad mórbida) de aquellas técnicas que se realizan en cirugía estética para mejorar nuestro aspecto físico tras adelgazamiento.

Yo explico a mis pacientes este tema de la siguiente manera: Nuestro cuerpo tiene un “envoltorio o continente” que es la piel y lo que está “dentro del envoltorio o contenido” que es la grasa, por debajo de la piel. Pues bien, cuando adelgazamos perdemos grasa, es decir, disminuye el contenido, pero el “envoltorio”, que es la piel no disminuye sino que debe adaptarse a la nueva situación creada. Eso hace que quede la piel fláccida y descolgada con pliegues y faldones muy inestéticos.

P: ¿Pero, por qué no se adapta la piel como lo hace la grasa?

R: Esto pasa porque la piel se ha distendido al engordar pero no tiene capacidad de retracción al adelgazar. Esto es fácil de entender si pensamos en los globos que hinchamos en las fiestas de los niños: si soplamos (engordamos) se distiende el globo al entrar el aire, y al deshincharse el globo se retrae sin deformarse porque mantiene la capacidad de “volver a su ser” (capacidad de retracción). Eso en las personas obesas que pierden peso no pasa y, cuando adelgazan, pierden la grasa pero la piel no “vuelve a su ser” por haber perdido la capacidad de retracción y se queda descolgada y fláccida.

P: Entonces, ¿Me quiere decir con esto que todas las personas que adelgazan tienen que someterse a algún tipo de cirugía?

R: Por supuesto que no. Para poder explicarlo, tenemos tres tipos de pacientes:

–        Aquellos que no precisan cirugía, que suelen ser pacientes con poco exceso de peso y que, tras perder esos pocos kilos de más pueden, con ejercicio físico y aparatología (radiofrecuencia, …) recuperar cierto grado de retracción y, por tanto, tersura de su piel.

–        Por el contrario, están los pacientes obesos que, por definición, son los que tienen un Índice de Masa Corporal (IMC) mayor de 35; este incide puede calcularse recurriendo a www.indicemasacorporal.org obteniendo IMC actual y peso ideal. Los pacientes obesos son los verdaderos candidatos a cirugía estética tras pérdida del exceso de peso. Hay que desterrar la idea de que la cirugía estética de la obesidad sirve para adelgazar; de hecho esta cirugía, salvo alguna excepción, hay que hacerla una vez que el paciente haya perdido el mayor peso posible (cercano a su peso ideal). Es una cirugía para mejorar la silueta, no para adelgazar.

P: Pero Dr., todos recordamos en nuestro entorno personas que, sin ser obesas, tienen “cartucheras” y acúmulos de grasa en algunas regiones anatómicas. ¿Qué solución nos puede dar?

R: Es una pregunta muy interesante, pues supone el tercer tipo de pacientes, junto con los dos referidos en la anterior pregunta.

En estos casos hablamos de pacientes con lipodistrofias localizadas, es decir, acúmulos de grasa localizada que no desaparecen con ningún tipo de dieta y, muy difícilmente, con aparatología. Son personas que no son obesas por lo que adelgazar no tiene sentido; en estos casos la lipoescultura/liposucción es un tratamiento muy efectivo porque reduce tanto la grasa como los adipocitos; en estos casos, asociado con un adecuado tratamiento postoperatorio la readaptación de la piel a la nueva situación produce muy buenos resultados y los resultados, si no hay oscilaciones de peso, son duraderos.

P: Centrándonos en los pacientes candidatos a cirugía estética, se habla en los medios de comunicación del “body-lift”. ¿Nos puede explicar en qué consiste este tipo de cirugía?

R: El cuerpo del paciente que ha perdido peso tras padecer obesidad mórbida presenta problemas en el contorno de todo su cuerpo, además de alteraciones funcionales en muchas ocasiones. Los procedimientos quirúrgicos clásicos como abdominoplastia, … sobre el contorno corporal solo consiguen resultados mediocres en este tipo de pacientes. En estos casos el “body-lift” (body, del inglés, que significa “cuerpo”; to lift que significa “estirar”), es el término genérico que aglutina todos los procedimientos estéticos en donde las diferentes regiones son “estiradas” para mejorar la silueta y contorno de las mismas; supone una excelente alternativa para tratar las deformidades del cuerpo en pacientes que fueron sometidos a cirugía de la obesidad. Como cualquier técnica quirúrgica es esencial una adecuada selección del paciente, preparación de la cirugía y explicación del proceso, lo que hará mejorar los resultados.

P: Entonces Dr., ¿Podemos afirmar que no existe un solo “body-lift”?

R: Cuando un paciente (generalmente mujer) acude a nuestra consulta por primera vez procedemos a realizar una historia clínica centrándonos en sus problemas; de hecho, las regiones que más afectadas están por la pérdida de peso son:

–        Región mamaria: mamas caídas y vacías.

–        Región abdominal: faldones abdominales y flancos descolgados.

–        Región braquial (brazos) y espalda: piel de los brazos caída y fláccida; espalda descolgada con presencia de rodetes de piel y grasa.

–        Región de los muslos: cara interna de muslos caída y con exceso cutáneo y graso.

Con posterioridad procedemos a explorar cada una de las regiones. La paciente debe manifestarnos a continuación cuales son las regiones que más le preocupan. Este es un momento importante, pues se comienza a discutir la estrategia posterior de tratamiento.

P: ¿Cuáles son los tratamientos de cirugía estética que más se realizan habitualmente, Dr.?

R: Podemos dividir los pacientes que consultan en función del sexo, pues sus preferencias son diferentes:

1.- En el caso de los varones (la minoría) sin duda es el lower body-lift (estiramiento de la parte inferior del cuerpo), es decir, el estiramiento de la parte inferior del cuerpo, que incluye abdomen, flancos, glúteos y región perineal, además de, en ocasiones, la región de los muslos, la cirugía que se realiza con mayor frecuencia.

En menos ocasiones se operan las regiones mamaria por ginecomastia, los brazos (braquioplastia), o espalda (upper body-lift o estiramiento de la parte superior del cuerpo).

2.- En las mujeres (la mayoría de las pacientes que consultan) los motivos de consulta son la región mamaria (elevación/mastopexia junto con aumento mamario en algunos casos) y  la parte inferior del cuerpo incluyendo abdomen, caderas glúteos y periné (lower body-lift).

P: Para finalizar, ¿qué recomendaciones nos daría en las personas que están pensando en una cirugía estética del contorno corporal tras perder peso?

R:

– En primer lugar, los pacientes deben conseguir un peso cercano al ideal (IMC de 25), pues los resultados que se obtendrán serán mucho mejores.

– En el caso de que el peso esté estabilizado, aunque no sea el ideal, pueden obtenerse resultados estéticos razonables en pacientes cuyoIMC sea menor de 30 (pacientes con sobrepeso, no obesos).

– Nosotros recomendamos dos premisas fundamentales antes de abordar cualquier cirugía:

estabilidad del peso durante 3-4 meses.

* tener expectativas realistas una vez explicado el proceso, mostrando casos de nuestra práctica y previamente autorizados por nuestros pacientes.

– Para terminar, el éxito en este tipo de cirugías radica en una indicación precisa, con conocimiento de las limitaciones de la técnica y presencia de cicatrices, siempre en un paciente en donde no existan contraindicaciones quirúrgicas. Además, siempre que la paciente solicite tratamiento de varias regiones (por ejemplo abdomen y mamas), asociamos varios procedimientos siempre que no superen las 6-8 horas de intervención, duración en donde las complicaciones debidas al tiempo de intervención son excepcionales.

Deja tu comentario

Escribe el texto y pulsa intro para buscar

SECPRE- Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y EstéticaCirugía íntima de la mujer - lo que debemos saber-